Opositores

Nosotros, los opositores, a veces sentimos que no nos movemos, que el tiempo pasa y seguimos siendo estáticos. Mientras que amigos y familiares emprenden nuevos retos, cambian de trabajo, se aventuran en un país extranjero… nosotros seguimos en la misma mesa con los mismos apuntes.

Sin embargo, cada día al parar el despertador y alzarnos crece nuestra determinación, nuestra perseverancia y constancia aumentan, nuestro sueño se acerca, pero eso no lo vemos y, a veces, caemos en la desesperación. Hay días que cambiaríamos el rumbo, optando por uno más factible a corto plazo, pero sabemos que el tiempo pasa de igual modo y que la vida es una carrera de fondo. Igual que se entrena para poder completar una maratón, entrenamos nosotros nuestra mente, con miles de sinapsis nuevas cada día. Nos movemos, amigo opositor. En nuestro interior recorremos decenas de kilómetros en una misma mañana.

Por ello, no hay que impacientarse, los cambios más profundos son aquellos que no se perciben rápidamente, que no se pueden materializar, para un día dar el gran salto. Haciendo referencia a Nietzsche, seamos valientes y no dejemos de soñar.

“Antes soñaban con llegar a ser héroes; ahora sólo son gozadores. La imagen del héroe les causa espanto y pesadumbre. Pero, en nombre de mi amor y de mi esperanza, yo te conjuro. ¡No arrojes lejos de ti al héroe que hay en tu alma! ¡Santifica tu más alta esperanza! Así hablaba Zaratustra” Del árbol de la montaña.

No nos acomodemos, no vayamos, nosotros no, a lo fácil, a lo realmente estático que es dar muchos pequeños saltos sin dirección alguna, sin fundamento. No hagamos un círculo, crea una recta.

“Porque tú tienes el poder 
Tú tienes en tus manos la fuerza del ser 
Tú puedes hacer todo lo que quieras 
Tú puedes llegar a donde sueñas 
Yo sé que tú puedes, puedes, puedes.”

Donde convergemos, Alejandro Sanz.

Protege tu sueño, protégelo de los que tiran a dar, de los cortos de miras, de los que no confían ni en sí mismos, de las moscas… Protégelo y sigue tu propio combate, mas el mayor enemigo eres tu mismo. No dejes de resguardarlo porque como dijo Walt Disney:

Si puedes soñarlo, puedes hacerlo.

Sanlppms.

https://www.youtube.com/watch?v=L1GAv4H9eoU

Anuncios