Sistema de pensiones

Hoy viene en el periódico, un proyecto de reforma de pensiones, con el cual se pretende ahorrar una gran cantidad de dinero. Lo que no nos comentan los medios de comunicación son los modelos de estos sistemas posibles y existentes.

Siempre he dudado qué sistema es el que trae más beneficio a la sociedad. Respecto a la gestión sanitaria, si el modelo de seguridad social o el modelo de servicio nacional de salud y respecto al sistema de pensiones, modelo de capitalización o modelo de reparto.

Me gusta siempre apuntar los pros y contras de ambos modelos. Sin embargo, en una visita al centro de la Seguridad Social, comprobé que la frase que nos estudiamos para Hacienda Pública “Con las pensiones públicas se garantizan unos recursos cualquiera que sea la duración de la jubilación, se extienden los beneficios de la pensión a los supervivientes de los asegurados en caso de fallecimiento del asegurado y frecuentemente la cuantía de la pensión independiente de los tipos de interés” no se da en la realidad española con nuestro sistema.

Y sí, el modelo de reparto lo podemos caracterizar como más solidario además de que si el empleo crece más rápido que el tipo de interés las pensiones actuales se ven beneficiadas. No obstante, en épocas de recesión éstas se ven afectadas, independientemente de las cotizaciones que se hayan hecho en vida laboral o simplemente en vida.

Por todo ello, pienso que la solución no está en ampliar la edad de jubilación o ampliando el número de años con el que se calcula la base inicial de la pensión, sino en combinar los sistemas de reparto y de capitalización. Esta idea no es nueva, según Herce un jubilado obtendría una pensión basada en el sistema de reparto y otra de un fondo privado financiado públicamente. Al repartir la cotización en dos habría menos desequilibro financiero, aunque ahora hemos de pensar cómo realizar la transición sin que suponga problemas, de uno de reparto a uno combinado. Déjenme pensar un poco más. 😉

Sanlppms.

Anuncios