Ilusión

Mi nueva nota en el móvil. Ilusiónate y muéstralo. Koo-koo-ka-choo. Que dicen que se ha puesto de moda el amor otra vez. I’m blue da bu dee da bu die. Popurrí, popurrí.

Y, ¿qué somos si no la mostramos? ¿Juan Palomo? Yo me lo guiso, yo me lo como. Basta ya. No hay que avergonzarse de los sentimientos honestos, aunque se de la vulnerabilidad. Hemos venido a jugar, a correr el riesgo y/u otra cosa. Adelante. Juan Palomo siempre pierde. Tú no.

Anuncios

Una reflexión, una estrategia.

Este fin de semana lo he pasado con mi amiga Natalia en Viena. Encontramos palacios que rememoran su época imperial con los Hasburgo; cultura hecha arte con Gustav Klimt (aquella femme fatale nos impresionó más que el propio beso) y hecha música con esa ópera lustrosa donde cada día podemos maravillarnos con un espectáculo, un ballet, unas piezas de Mozart… con sueños a granel; cafés y chocolates para los intelectuales y gente de placer.

En los vuelo he estado leyendo “Cómo la vida imita al ajedrez” de Garry Kasparov y junto con las conversaciones con mi compañera de viaje, me he dado cuenta que es necesario tener un plan. Todas las personas a las que admiro se organizan con objetivos, a largo y corto plazo, pero con fecha de entrega o edad máxima para conseguir una meta, alcanzar un sueño.

Creo recordar que yo también me organizaba así, pero tras la pérdida de un ser querido, casi siete años ya, reinterpreté la vida. Sentí que esto se puede acabar en un instante y que tenía que dejarme llevar por las sensaciones de cada momento. Sin prisa, pero sin pausa; sin un camino diseñado, pero paso a paso como Machado.

Ahora siento, más que saber de haber leído o escuchado, esa popular reflexión de que la vida es una rueda y si te dejas llevar por ella te dirigirá hacia donde ella quiera. Puede ser que allí te acomodes y no busques más explicaciones o puede ser que sientas que no eres la dueña de tu destino*. Sigue leyendo

Detuve el silencio.

Por fin, el mejor momento del día. Voy a escuchar el silencio y ya me quedaré durmiendo.

La opinión es ego. Sandra, no, no interrumpas el silencio, intenta no pensar.

Sí, eso es.

El silencio.

Es que…

Años atrás siempre quería tener una opinión, pues lo veía como parte de la construcción de mi personalidad y quería ser una persona con “criterio propio”.

Respira, Sandra, respira.

Espera. Sigue leyendo

Lorenzo

Lorenzo se perdió para poder descubrir a Luna, y cuando creyó haberla encontrado… ella ya se había marchado.
Sintió pena por lo que no es y rabia por lo que nunca fue.

Lorenzo empezó, una vez más, a buscarse a sí mismo.
Sabía que converger no siempre era posible.

Lorenzo, al fin y al cabo, salía todos los días.

Sanlppms.

Esencialmente lúdico

El camino del artista de Julia Cameron es un libro que, con total seguridad, citaré más de una vez. Su lectura, hace ya un año, me abrió de nuevo ese sendero hacia mí misma, hacia mi imaginación, hacia mis sueños.

Me recordó aquel tiempo en el que no tenía compromisos, ni responsabilidades mayores, en el que iba a teatro, a voluntariado, a voleibol… y escribía como terapia para conocerme, y conocer mi entorno. Aquel tiempo en el que no conocía el orgullo Sigue leyendo

Todo sucede por una razón

Había aroma de café por toda la casa, su madre ya se había levantado y puesto la cafetera cuando él bajaba las escaleras. Fue directo a la cocina, agarró su taza favorita y se sirvió un café bien largo y sin azúcar. Con la tranquilidad del despertar, se dirigió a aquel sillón junto a la chimenea, desde el cual divisaba por la ventana la suave lluvia y el verde húmedo.

Las dudas con las que se acostó persistían, sin embargo, su largo sueño le había relajado. Se sentía sereno y calmado, en silencio. Entonces empezó a reflexionar.

El tiempo pasa tan deprisa, cada vez siento que se acelera más y yo no me puedo quedar atrás, y eso que siempre vivimos el único momento, el presente. Supongo que todo sucede por una razón, y lo que a veces nos pasa y pensamos que todo nuestro mundo se destruirá, resulta que no. Nada se destruye, simplemente cambia y tendemos a pensar que será horrible y sentiremos dolor pero, esa es la forma que tiene el miedo de manifestarse. Empezamos a movernos por nuevos senderos y descubrimos otra luz, que nos llama la atención y nos ilusiona, pues aunque estábamos a gusto con la luz que brillaba en el pasado, esa que ya se extingue… ahora hemos cambiado y la que encontramos es distinta e incluso puede que brille e ilumine más nuestro camino. Y es ahí, cuando supongo que todo sucede por una razón. Estoy agradecido por todo lo que me rodea.     

Sanlppms.