Otoño

Visualiza un paisaje de grandes árboles de hoja caduca. Quizás hayas estado ahí, quizás lo estés creando, eso no importa.

Respira el aire fresco, siente tus pisadas sobre las doradas hojas caídas y mira hacia arriba. Hojas caen para dejar pasar la cálida luz.

Los árboles están dejando caer sus hojas porque ya han cumplido su cometido, ya han dado sus frutos, ya nos han cobijado en su sombra. Su “raison d’être” ya no es.

Y, nosotros,
los seres humanos, debemos aprender de la sabia naturaleza dejando caer también nuestras propias hojas. Aquellas que ya no nos sirven, que ya han caducado, que ya están muertas. Pues han sido parte de nosotros por mucho o poco tiempo, pero ya no crecerán más.

Dejemos caer nuestras hojas, deja caer tus hojas… que en el suelo estén, esperando a ser arrastradas por el viento.

Nos sentimos, así, menos pesados, más libres, preparándonos para recibir los rayos de sol en el frío invierno.

Otoño, la estación de la introspección y el abandono, con el fin de poder en el invierno hacernos más fuertes y florecer, de nuevo, en primavera.

Me gusta el otoño.

Sanlppms.

Inspirada por la clase de yoga de ayer tarde.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s